“La vocación necesita la libertad como medio imprescindible para el buen curar.”

“Este galardón es el reconocimiento a las personas de ciencia que representan los valores humanos y profesionales que el Doctor Juan Abarca ha defendido a lo largo de su trayectoria personal y profesional. Unos valores de vida que se asientan en la entrega plena a la salud y al cuidado de sus pacientes. Un compromiso absoluto con sus ideales, con sus principios y con no dar nada por imposible. Con rectitud y como ejemplo de por qué siempre hay que mirar a un paciente a los ojos”.